miércoles, 16 de julio de 2014

Objetivo Canarias: I Guerra Mundial y crisis en el Archipiélago

Barcos de guerra alemanes en el Atlántico (1914)
A comienzos del siglo XX las potencias europeas redescubren el valor de Canarias como base para el comercio y las comunicaciones. La expansión económica de los años anteriores y una espectacular evolución de los transportes propiciaron la llegada de los primeros turistas, el aumento de las expediciones científicas y el establecimiento de importantes compañías comerciales. Plátanos y tomates de Canarias zarpan continuamente hacia los mercados británicos, alemanes y franceses; los puertos isleños son escala preferente del tráfico hacia las colonias en África y las potencias extranjeras compiten por fortalecer su presencia en las Islas.

Bloqueo, crisis y desempleo

La tensión en Europa refuerza el interés por la posición geoestratégica de Canarias en el camino hacia las colonias africanas de ambos bandos y se disparan las sospechas sobre la población extranjera en las Islas y los rumores de espionajePoco después del estallido de la Gran Guerra se establece el bloqueo marítimo en el Atlántico: barcos aliados y submarinos alemanes amplían su campo de batalla hacia el mar de las Islas, despreciando la neutralidad española. 
De repente, "cesaron las visitas de los numerosos vapores que constante y regularmente utilizaban estos puertos de escala [...] para proveerse de carbón y provisiones, y en busca de flete para el viaje de regreso; ello dio lugar a la paralización total del comercio de la fruta y del abastecimiento de carbón, actividades de las que prácticamente depende la prosperidad y la vida del Archipiélago. Los exportadores no tenían medios para embarcar las cargas de fruta perecedera que ya tenían [...], y además se vieron obligados a cancelar sus contratos con los agricultores para la entrega de fruta" (Quintana, F. Informes consulares británicos sobre Canarias, 1856-1914).

Lea aquí el periódico del día
Los trabajos agrícolas y portuarios descendieron drásticamente, así como las importaciones de carbón, lo que disparó el desempleo y el precio de alimentos y combustibles. Mientras otras zonas neutrales se beneficiaron atendiendo la demanda de los países en conflicto, Canarias padeció una crisis de abastecimiento sin precedentes y una grave situación económica que tardaría años en superar. Independientemente de su apoyo a aliados o germanos, los periódicos canarios denuncian en sus páginas las condiciones de miseria y conflictividad que sufrían las Islas.

El hambre
El bloqueo contribuyó a desestabilizar una economía frágil y la crisis se agravó en las zonas que dependían exclusivamente de los cultivos de exportación, como describe el periodista Francisco González Díaz, refiriéndose al Norte de Gran Canaria (1917), donde haymuchas familias condenadas a una vida tan miserable que logran apenas liberarse de sucumbir, nutriéndose con raíces. El gofio, principal elemento de alimentación del campesino de Gran Canaria, se ha convertido en artículo de lujo”. Y en el mismo artículo analiza algunas de las causas: “ Deslumbrados por los espejismos que crea la riqueza fácil, acometieron [...] obras de roturación en nuevos terrenos, construyeron depósitos para aguas, y se lanzaron a otras muchas empresas en las cuales hubieron de gastar, no sólo las cantidades obtenidas, sino considerables sumas sacadas del Banco. Ahora todo ese capital está muerto.” *
Parece escrito ayer.


Acceda a las fuentes utilizadas para esta entrada, periódicos significativos del momento y otras referencias bibliográficas en nuestra selección de Pinterest. Puede consultar en línea toda la prensa digitalizada de esta época en la Hemeroteca de Canarias.

En la cuenta de la Biblioteca de la ULL en Pinterest encontrará otras selecciones e imágenes (historia, arte, poesía y literatura) sobre la "guerra total", título escogido también para la exposición de diferentes materiales sobre este periodo en el edificio de la Biblioteca General y de Humanidades, en Guajara. Más información y enlaces sobre esta exposición en Noticias y Punto.



*Extracto del artículo de F. González Díaz (Diarior de Las Palmas, 13-04-1917) citado en Ecologismo y educacion ambiental en canarias: la acción conservacionista de Francisco González Díaz de Rubén Naranjo Rodríguez. En el capítulo La Gran Guerra la sufren los bosques canarios se incluyen notas y referencias muy interesantes sobre este periodo en Canarias.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada